15 nov. 2017

..MELANCOLÍA..

Triste,
con su pecho acumulado de llanto,
no termina de comprender,
dónde se equivoca,
piensa que el amor nunca es excesivo,
cuando se trata de personas,
importantes en su vida,
quizás se equivoque..

Tal vez,
no se deban tener
 excesos de idolatría,
debilitan el ánimo,
nublan la vista,
el pecho duele
y la lógica se pierde,
haciendo irracional,
el razonamiento...

Qué melancolía,
en estos días de otoño,
donde ronda la natura enojada,
entre vientos y marejadas
y el espíritu siente congoja,
ante lo ajeno y lo propio
entre lo correcto y lo incorrecto..

Melancolía,
del alma y del cuerpo,
la que no se separa,
detrás de la risa,
la que acompaña,
 en el tiempo y el sexo,
en la música y los recuerdos,
y en el amor,
convertido en concepto,
dejando de ser sentimiento..

Esa nostalgia,
 que memoramos,
con agrado,
en difíciles momentos,
haciéndonos sonreír,
por aquellos,
  gratos pasatiempos,
nostalgia de buenas épocas
y carencia de ellas,
melancolía de sentimiento,
síntoma o memorias,
aflicción o deleite...

Melancolía del alma,
para unos pocos,
irrisoria para otros,
melancolía de besos,
de distancias y ausencias,
palabras y gestos,
o de ese honesto,
te quiero...
...NDM...

Entradas populares