expr:content='data:blog.isMobile ? "width=device-width,initial-scale=1.0,minimum-scale=1.0,maximum-scale=1.0" : "width=1100"' name='viewport'/> BUDDAMOR: septiembre 2015

Translate

11/9/15

..EQUILIBRIO Y DESEQUILIBRIO..

La adultez, 
nuestra etapa de madurez, 
el comienzo del equilibrio, 
de la balanza personal, 
ante la vida, 
sólo tú, 
puedes equilibrar, 
la balanza de tu vereda, 
nunca es tarde, si sabes rectificar, 
aunque escuchar es una balanza, 
que se inclina, 
entre equilibrio y desequilibrio. 

Los sentimientos no se cultivan, 
porque el amor es interior, 
es puro nacimiento, 
es el día de la luz, 
el primer día de tu vida, 
cuando los ojos se abren  
y el llanto retumba con fuerza, 
dando fuerza a los latidos del corazón, 
pronunciándose por vez primera, 
la personalidad de la existencia.. 

Es bueno saber, 

que en la lluvia hay desequilibrio, 
 igual en cada cosecha, 
simplemente porque la naturaleza, 
madre de todo lo que existe en la tierra, 
es puro desequilibrio, 
pero no por esto, 
deja de brindarnos lo mejor de ella, 
para que seamos nosotros, 
los que usemos con equilibrio, 
lo que ella dispone. 

En el amor, 
hay enorme desequilibrio, 
porque no hay equilibrio, 
 en lo que se aspira 
 y en lo que se tiene, 
quizás es, 
 la inconformidad y disparidad, 
 el egoísmo y el ego, 
que nos caracteriza como humanos. 

Donde prevalece la coexistencia, 

el desequilibrio es un fundamento, 
se van aquellos, que aún no deben irse, 
se quedan otros, 
que han superado el tiempo de su partida, 
muchos tienen lo que no merecen 
y aquellos que lo merecen, 
no lo tienen, 
aquí hasta el destino, 
tiene su romana. 

Desequilibrio, 

 entre padres e hijos  
 y viceversa, 
los amigos, la pareja ,
entre la memoria y el olvido, 
entre verdades y mentiras, 
entre cordura y locura, 
entre el corazón y la razón, 
el deber y la obligación, 
desequilibrio, 
en el que todos hacemos un aporte,  
dejando a un lado, 
la busca del equilibrio. 

Desgasta tanto el desequilibrio, 
de tanto tratar, 
de calibrar el equilibrio, 
que un día vez, 
que no valió la pena, o tal vez si, 
todo depende, 
del empeño y la reciprocidad, 
de respuestas y acciones mutuas. 

Sin embargo, 
para cambiar los hechos, 
habría que tener otra vida, 
lo que es imposible 
 y si posible fuera, 
tendríamos un desequilibrio diferente, 
en otro lugar y en otra vida, 
teniendo que comenzar y compensar, 
nuevamente el equilibrio. 

 .NDM.











Etiquetas

  • . (1)

Entradas populares