30 jun. 2015

...HECHIZO...


Las aguas estaban inquietas,
se avecinaba una ligera tormenta,
el relámpago,
se encontraría con el agua,
podría regir la calma.
 o todo,
tornarse temporal,
de destellos y agua....

La química fluía sola,
nos observamos mutuamente,
reíamos,coincidíamos,
solos tú y yo,
sabíamos que nos escrutábamos,
hasta el mínimo detalle,
entre palabras y miradas,
indagando el interior,
que no todos pueden escrudiñar...

Nos sentamos uno al lado del otro,
nuestra piel se rozaba,
los brazos se acariciaban con descuido,
descuido buscado,
el agrado fue mutuo,
un roce sutil,provocado,
por fuerzas que nadie detiene.

Hijo del del rayo él,
por su ímpetu,
hija de las aguas ,ella
por su calma,
que se atraen por naturaleza,
rayo que descarga su poder sobre el agua,
agitando su reposo,
formando torbellino,
que se aplacará,
solo después de la tormenta..

El rayo,
tan masculino,
demostrando su poder,su presencia,
agua,
tan femenina,tan provocativa,
haciendo su llamado,
al poder del trueno,
ante el cual solo se rinde,
con las ansias,
de avivar sus aguas..

Ella,
con el azul de sus ojos,
tan limpios,
tan claros en su mirada,
no pierde detalle de él,
contemplando su piel tan clara,
con las escrituras,
 que resaltan en su masculino cuerpo,
se siente hechizada..

Tú,
la miras a ella detenidamente,
su sensualidad y soltura,
te embelesan,
haciendo temblar tu interior,
excitando  el fuego de tu cuerpo,
 ella,encantada,
observa como tomas la copa,
que llevas a tu boca,
saboreando cada sorbo,
que arrebata..

La mar,
 ha quedado hechizada,
recitando un poema al trueno,
el tan varonil,tan caballero,
encandilo a la fémina de las aguas,
con el lucero que brilla y lo acompaña,
despertando en ella,
el volcán marino,
que guarda,
en la profundidad de sus océanos..
..NDM...







Entradas populares