11 feb. 2015

...MEDITACIÓN...

Observó la mar,
 aquí,
en el mediterráneo,
sus aguas son frías,
su azul más oscuro,
todo tiene que ver,
con la puesta del sol,
los puntos cardinales,
la lejanía....

Sin embargo,
su cántico es el mismo,
también sus olas y brumas,
sus misterios,
sus tempestades,
sus motivos
y los recuerdos que llegan...

 Meditando,
me percató,
que el mar se impone,
alejando de mi,
 el pasado siempre cercano,
también los desengaños
y los tantos placeres,
que llenaron momentos de mi vida..

Del otro lado del mediterráneo,
no olvido el mar caribe 
y su blanca arena,
ni te olvido a ti,
tu presencia quedó,
marcada en la memoria,
en su misma postura,
quedándose en el pensamiento,
 sin envejecer,
sin olvidarse.

Meditando,
sintiendo,
 el murmullo que hacen las olas,
al llegar a la orilla,
recuerdo,
nuestros cuerpos,
hace ya mucho,
acariciándose,fundiéndose,
 en las tibias aguas del caribe,
con la luna mirando e iluminando,
dejando en la memoria,
la esencia de lo que jamás se olvida..

Sin cerrar los ojos,
puedo ver la imagen de antaño,
de dos que se aman,
es sólo un espejismo,
un pensamiento,
una grata meditación,
de esas pequeñas alegrías,
de esos sucesos únicos,
que han pasado en mi vida,
así medito con mi vista perdida,
hasta donde el océano permite..
...NDM...













Entradas populares